El magazín del Sur de León Sábado, 21 de octubre de 2017 Última actualización: 16:33
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
R. Meléndez
Martes, 3 de octubre de 2017
Cuatro Mosqueteras en Grecia. Capitulo 3

Comienza el tour por las islas Cícladas

Guardar en Mis Noticias.

Nuestro paso por Atenas fue breve, el Ferry dirección Miconos salía a las 7:30 horas, además la compañía te recomienda estar en el puerto 45 minutos antes y habíamos visto que el taxi hasta allí tardaba unos 20 minutos  (20 euros). Así que a las 6:10 horas de la mañana estábamos ya en el hall del hotel con maletas incluidas. El desayuno comenzaba a las 7:00 horas pero el día antes nos ofrecieron entregarnos “unos paquetitos” que aceptamos muy gustosas. Bajamos a por ellos y el taxi llegó antes de tiempo -el hotel también se encargó de llamarlo-. Dijimos un “hasta luego” ya que volveremos a Atenas y a este hotel.

 

El taxista ni punto de comparación con el anterior. Hablaba en inglés, era amable y muy simpático. Además… conducía bastante mejor que el primero (eso sí,o de los cinturones de seguridad aquí no se lleva).

[Img #33560]

En el puerto (Pireo) tuvimos que recoger los billetes del ferry (Hellenic Seaway por 35 euros clase económica), aunque ya los habíamos comprado por internet era necesario recogerlos físicamente. Había una opción para que los enviaran a España pero tenía un coste de (35 euros) y no aseguraban que llegaran a tiempo. Así que los recogimos y nos fuimos a buscar nuestro barquito. Barquito por decir algo porque la verdad el más pequeño es más grande que un edificio de varias plantas. No fue difícil encontrarlo y entramos a pesar de que faltaba una hora para que zarpara, algo que fue bueno porque pudimos conseguir buen sitio con buenas vistas para “disfrutar” las cuatro horas de travesía. 

 

Y como era de noche…vimos amanecer sobre el puerto de Atenas. Cuatro horas dan para mucho. Puedes visitar la cubierta -te puedes mojar si el mar está revuelto-, comer los manjares del hotel (uvas, bizcocho, huevo cocido y pastitas pero nada de beber), pasarte por la cafetería (visita obligada) e incluso dormir. A mitad del trayecto el barco realizó escala en… por lo que vimos una bonita panorámica de la ciudad.

[Img #33546]

Tras partir de Xiros subieron viajeros  y unos “vendedores” que pasaban con unas cestas y bolsas hablando en griego. Claro, nosotras ni idea de lo que ofrecían. El segundo que pasó una japonesa le preguntó en inglés qué era lo que vendía y entonces oímos algo de “un euro”. Así que… muy a la aventura cogimos uno. Se trataba de un dulce en una olea (nougat) con algo raro dentro (una pasta de almendras). Un sabor un tanto peculiar pero aceptable… aunque solo me gustó a mí. Y por fín… llegamos a nuestro destino: Miconos. El “problema” de viajar en ferry es que se mueve un poco y claro no todo el mundo lleva bien los balanceos de las olas. Yo que no me mareo no sé lo que es peor si el avión o este transporte, pero sí creo que se mueve más el barco -por lo menos los que estamos usando-. A Miconos también se puede llegar en avión.

[Img #33555]

Salir del ferry no dejó de ser divertido (o gracioso). Todos como ovejas corriendo por la rampa del garaje tirando de maletas mientras el barco se movía de un lado para otro. Pasajeros que mantenían el equilibrio como podían y el eco de las instrucciones griegas en el ambiente. Y cuando todos estábamos esperando abajo -tal cual rebaño- las puertas comenzaron a abrirse mientras el barco seguía navegando, la gente grabando con sus móviles y todos sin hacer caso a los carteles que ponían “prohibido grabar” (en inglés). Y pisamos tierra oteando un cartelito del hotel -porque nos venían a buscar-.

[Img #33554]

El traslado al hotel fue en un minibús. Con nosotras iba un matrimonio anglosajón creo yo. En el trayecto hasta el hotel (Mykonos Beach) descubrimos un terreno seco y sin apenas vegetación, las típicas casas cúbicas de un color blanco inmaculado único y las consabidas cúpulas de las iglesias de la isla. Todo con una brillante luz.

 

Para el que no lo sepa Miconos está plagado de iglesias y ermitas. En algún sitio leí que la isla que tiene un tamaño de 85 kilómetros cuadrados (pensad que el terreno de Valderas es de 99 kilómetros cuadrados) cuenta con más de 400 iglesias y en otro sitio vi que eran más de un millar. Después de haber visitado Miconos creo que debe de ser lo segundo porque solo la ciudad principal tiene decenas y decenas de ellas (¡pero si había una iglesia hasta en el hotel!). El motivo de tantos templos tiene un origen muy curioso, Miconos era residencia de piratas -vamos que era una isla de piratas- y parece ser que cuando había problemas en el mar -que no serían pocos entre el tiempo y batallas- prometían que si se salvaban edificarían una iglesia. Y claro, el resultado es que das diez pasos y te encuentras con una iglesia.

[Img #33558]

Miconos Beach se encuentra en la bahía Miconos. En la ladera se asienta el complejo compuesto por un edificio que hace las veces de recepción y comedor y en el terreno anexo las habitaciones que se alinean como adosados -todas blancas inmaculadas con adornos en verde y terrazas… todas mirando al mar-. La verdad es que nuestra habitación -que era muy amplia-ofrecía unas buenas vistas a la bahía a pesar de que las cañas crecen sin control y “tapaban” un poco.

[Img #33549]

Y antes de irnos a conocer la ciudad de Miconos pasamos a ver la piscina ‘infinity’ que tanto nos había gustado al reservar el hotel. La verdad que tal cual las fotos lo malo que estábamos empezando a comprobar que Miconos es la isla del viento y según llegamos no hacía para piscina. Así que nos limitamos a una sesión de postureo fotográfico y emprendimos camino hasta el centro -según el del hotel a unos 10 minutos andando-. La una de la tarde y todo Miconos por descubrir.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Leonsur Digital
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress