El magazín del Sur de León Martes, 17 de julio de 2018 Última actualización: Lunes, 19 de marzo de 2018 08:46
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
R. Meléndez
Lunes, 2 de octubre de 2017
Cuatro Mosqueteras en Grecia. Capitulo 2

Explorando Atenas, la capital Helena

Guardar en Mis Noticias.

Cuando el avión empezó a tomar tierra parecía que íbamos aterrizar en mitad del campo pero había pista. Como no habíamos facturado maletas no tuvimos que esperar en cinta y salimos directitas (no había nadie esperando con un ramo de flores jajaja) en busca de un taxi que nos llevara al centro donde teníamos el hotel.

[Img #33530]

Para coger el taxi hay que hacer cola, pero va ágil. Vimos que había una especie de tarifa plana (algo habíamos leído en un blog). Aquí los taxis son amarillos y no muy modernos. Nuestro taxista no parecía muy parlador (ni lo fue). Poco habló y tan solo le indicamos el nombre de nuestro hotel y le mostramos en el papel el nombre de la calle (el griego nos sigue pareciendo impronunciable). Dentro el taxi olía mal pero lo peor estaba por llegar, tras comprobar que el taxista -ni otros muchos conductores y pasajeros- utilizaba cinturón de seguridad comprobamos lo mal que se conduce en Grecia. Creo que ni Carlos Sainz hace tanto rally y ya en el centro fue peor… hubo unas cuantas veces que pensé que nos estampábamos contra algún coche o bus. Por cierto, creo que en Atenas no saben lo que son los intermitentes yo que pensaba que en Italia se conduce mal… no conocía Grecia. En el hotel nos dejó…literalmente… muy brusco el taxista. 40 euros el transporte.

 

La alegría llegó al comprobar que la recepcionista de Achillion Hotel hablaba español. Ya sabíamos que no podríamos aprovechar la tarde para ver la Acrópolis, ya que la última visita era a las 17:00 horas y ya eran más de las 16:00 horas (en Grecia es una hora más que en España), no habíamos comido y encima en Grecia anochece antes que en España. Así que después de dejar las cosas en la habitación (bastante pequeña y las camas supletorias con unas colchonetas que no podían llamarse colchón) decidimos que iríamos a dar un paseo por la zona más turística de Atenas: Plaka.

[Img #33529]

Antes de dirigirnos a Plaka comimos en una especie de pastelería/panadería/bocatería de una plaza cercana -una de las más importantes de la ciudad según nos dijeron- . Comprobamos la gran variedad de dulces y bollería con las que cuenta este país. Por unos 20 euros comimos unos bocatas muy ricos (el mío de Nuggets) y de postre un cuerno de nata (compartido porque era gigantesco). Lo más curioso fue comprobar que el baño tenía una especie de código para entrar (no lo averiguamos y no entramos, menos mal que acabábamos de salir del hotel).

[Img #33523]

De camino a Plaka comprobamos que la ciudad cuenta con numerosos yacimientos abiertos en diversas calles. Vamos, que aquí salen piedras por todos los lados. Dimos bastantes vueltas, entramos en una iglesia a ver el inicio de una misa ortodoxa (cánticos, besos a los santos y mucha vela), pero al final nos encontramos bajo el Acrópolis. Tras la sesión de fotos de rigor paseamos por las tiendas de Plaka. Hay infinidad de ellas, jabones, souvenirs, los ojos de la suerte, sandalias (y qué sandalias). Tuvimos también un divertido momento ‘postureo’ en una plaza divina en la que todos los árboles estaban adornados con pequeñas luces… un efecto la mar de romántico e idílico. Acabamos la tarde en una magnífica terraza (360º) con unas espectaculares vistas de la Acrópolis -ya iluminado- disfrutando de unos cócteles (33 euros). Por cierto, es curioso que según llegas a los pubs y restaurantes lo primero que hacen es ponerte agua (del grifo eso sí).

[Img #33525]

Ya de camino al hotel decidimos cenar, lo hicimos no muy lejos del hotel en el Adnvaikon. Allí probamos unas croquetas de queso (muy ricas, aunque no gustaron a todas), albóndigas a la brasa (que no eran otra cosa que una especie de hamburguesas), pollo con una salsa de mostaza riquísima, cazón y el recomendado pulpo a la brasa (Sheila tenías razón, muy rico…aunque fue a mí la que más le gustó. Por cierto, el agua… gratis de grifo y pan a un euro y acompañado de una salsa rica rica. Tras pedir la cuenta (50 euros) con la ‘bill’ llegó con un regalo delicioso…yogurt griego!!!!! Un postre de lo más más bueno: yogurt, miel y nueces….RIQUÍSIMO.

[Img #33532]

Y prontito a dormir que toca madrugar… ¡dirección Miconos!

 

¡Ah, se me olvidaba! Aquí la ‘pareja de policía local’ comparte moto. Dos policías en una moto, eso sí… con casco porque lo normal es que aquí no lleven ni casco y alguno va en moto y hablando por teléfono. Aquí los de Tráfico se forraban

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Leonsur Digital
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress