El magazín del Sur de León Lunes, 20 de agosto de 2018 Última actualización: Lunes, 19 de marzo de 2018 08:46
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Daniel Herrero
Sábado, 2 de noviembre de 2013
Nuestro entorno

Paisaje del agua en el Páramo y riberas aledañas: presas, puertos y pozos

Guardar en Mis Noticias.

La abundancia de recursos hídricos de la sub-cuenca del Esla (la mejor dotada de Castilla y León y una de las de mayores recursos de España)  justifica que, de entre los regadíos del Duero, los del Páramo sean los que por proyección histórica, entidad-intensidad y arraigo suscitan mayor interés.


Proyección histórica

Se tiene constancia de la existencia de infraestructuras de riego (cauces, presas, y retenciones, puertos) desde la Edad Media. En los ámbitos del Órbigo y afluentes se ha destacado el valor histórico de la Presa Cerrajera, que aparece documentada como donación en 1315.


PRESA / Rio

Superficie regada (ha.)

Cerrajera / Órbigo

1285

Tierra / Comunidad del Órbigo

1090

San Marcos /Esla

744

Sandoval /Porma

546

del Rey / Tuerto

536

 

En cualquier caso, a comienzos del siglo XX, y ante el escaso avance de los canales modernos (sólo se reconocía como tal el Canal del Príncipe Alfonso, en el Esla), estas obras sobresalían por su significación.


En estas vegas y riberas el aprovechamiento más o menos ordenado del agua generaba una mayor riqueza y seguridad, que desde comienzos del siglo XX desencadenó la afanosa búsqueda del agua en el subsuelo del vecino e irredento Páramo.


Por esta razón, como apunta Franco Pellitero: "Desde la horadación, con éxito, del primer pozo, una especie de `fiebre del agua' se extendió por toda la comarca en sucesivas oleadas”.  En los años treinta, según se informa en el V Congreso Nacional de Riegos celebrado en Valladolid (1934), en la provincia de León había "... más de 10.000 artefactos que con motores eléctricos o de explosión, mediante bombas; con fuerza animal, mediante norias; incluso con el esfuerzo humano, mediante cigüeñales; satisfacen anhelos de mejora económica a los cultivadores de cerca de 9.000 has.”


[Img #5672]

La construcción de pozos continuó hasta los años sesenta, y en la medida en que el nivel del agua iba descendiendo, se mejoraban los medios de elevación, y el paisaje del Páramo lo componía una densa y rudimentaria maraña de redes de distribución de electricidad para pozos.  No obstante, este tipo de regadío se fue abandonando en la medida en que llegaba el agua de los canales modernos derivados del embalse de Barrios de Luna.

 




Daniel Herrero es licenciado en Geografía

correo: [email protected]






Fuentes:

Baraja, E. (2011). Los paisajes del regadío en Castilla y León: entidad, procesos y configuraciones, Polígonos. Revista de Geografía nº21

Baraja, E. y Herrero, D. (2012). Política de modernización y paisaje en los regadíos del Duero: El Páramo de León. XVI Coloquio de Geografía Rural. Colorural. Sevilla

Franco, D. (1986). Transformaciones del espacio agrario en el Páramo de León. León: Institución Fray Bernardino de Sahagún, Excma. Diputación Provincial de León, CECEL

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Leonsur Digital
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress