El magazín del Sur de León Lunes, 20 de agosto de 2018 Última actualización: Lunes, 19 de marzo de 2018 08:46
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Daniel Herrero
Lunes, 8 de julio de 2013
Nuestros paisajes

El Prieto Picudo del Páramo

Guardar en Mis Noticias.

De toda la unidad que hemos definido como el Páramo descendemos hasta su sector más septentrional, más al Norte. Allí la planicie, imagen más característica del paisaje paramés, es en ocasiones interrumpida por montes de encina y quejigo en las zonas más elevadas y pedregosas, y por vallejos, que nos invitan a adentrarnos en sus amplias praderas. En cambio, lo que otorga mayor sentido al paisaje del norte del Páramo es su viñedo.

El Páramo Alto y Bajo fueron orientados hacia el regadío durante el pasado siglo, en cambio el sector más septentrional del Páramo experimentó una 'modernización' bien diferente, la del sector vinícola. O dicho de otra forma, mientras numerosos pueblos vieron cómo los majuelos se convertían en maizales, en la zona de Valdevimbre el viñedo se convertía en un elemento identitario.


[Img #3968]


La modernización del sector vitivinícola tuvo como objetivo mejorar la comercialización del producto local, lo que exigió un esfuerzo por parte de los viticultores para poner fin a la atomización del sector. En los años 60 y 70 se fundaron numerosas cooperativas y se consolidaron algunas bodegas familiares. Posteriormente, en las décadas de 1980 y 1990 las bodegas-restaurante lograron diferenciar al ámbito de Valdevimbre del resto de áreas vitícolas del sur de León. El triángulo dibujado por los vértices de Villamañán, Villadangos del Páramo y Cembranos, con Valdevimbre en el centro, reúne numerosas bodegas-restaurante donde la arquitectura tradicional, los buenos vinos y menús y un entorno digno de ver son reclamo de numerosos visitantes.


[Img #3969]


La apuesta por la calidad y por el Prieto Picudo, amparado por la Denominación de Origen Tierra de León, parece consolidar la actividad vitícola en el norte del Páramo leonés. Actividad a la que le acompaña un sector de restauración que con varias décadas a la espalda goza de fama a escala regional.

Para finalizar os invito a mirar el mapa de aprovechamientos agroforestales y compararlo con el resto de la comarca, que poco a poco iremos conociendo:
Contraste con el Páramo: Cultivos de secano y viñedo frente al regadío del resto del Páramo
Similitudes con el resto del Sur de León: Viñedos, montes y humedales como en los Oteros y la Ribera del Cea.



[Img #3970]

[Img #3971]





Daniel Herrero es licenciado en Geografía

correo: [email protected]



Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Leonsur Digital
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress