El magazín del Sur de León Miércoles, 18 de julio de 2018 Última actualización: Lunes, 19 de marzo de 2018 08:46
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 10 de abril de 2018
Cabreros del Río

Las nuevas tecnologías facilitan el ahorro de agua a través de un mapeo de fincas y el uso de drones

Guardar en Mis Noticias.

[Img #38996]

El futuro ya está aquí y las nuevas tecnologías aplicadas al trabajo en el campo permiten obtener excelentes resultados. Es la conclusión de la presentación de los resultados del primer año de un proyecto desarrollado en Cabreros del Río durante tres años. "Hay suficientes tecnologías al alcance del mundo rural, del agricultor y el ganadero que nos pueden ayudar a aumentar la rentabilidad, reducir el consumo del agua y un poco los costes" explicaba Matías Llorente, presidente de la Comunidad de Regantes de la Margen Izquierda del Porma, sobre el proyecto de Densidad Variable y Teledetección desarrollado en Cabreros.

 

Se trata de un proyecto de tres años que consiste en utilizar las tecnologías más avanzadas y drones para estudiar las tierras, analizarlas al detalle y desarrollar diversos mapas para conocer la idoneidad en la siembra. A través de estos mapas, que se realizan minuciosamente y delimitan diferentes factores incluso en una parcela, se puede realizar una siembra más idónea aplicando diversas premisas para el uso de la semilla, agua, riego... Se "mapean" las fincas para conocer al máximo el terreno y sus necesidades.

 

En resumidas cuentas, se persigue que la máquina gracias a un buen mapeo puede sembrar y regar de manera más rentable y con mejores resultados conociendo las necesidades básicas del terreno. Los datos indican que la siembra variable junto con un buen mapeo de la finca permite ahorrar agua y energía y con ello reducir costes. Los resultados este primer año son muy satisfactorios.

 

Del mismo modo, las tecnologías con el uso de satélites y drones permiten observar señales de enfermedades, plagas y defectos de la planta que son detectados de forma temprana y así poder actuar de forma más rápidamente, algo que sería imposible hacer "a simple vista".Con la teledetección se logra seguridad.

 

Esta iniciativa está desarrollada por la Comunidad de Regantes de la Margen IZquierda del Porma, titular del convenio, Tragsa que gestiona el riego, la cooperativa Ucogal que aporta la maquinaria y las fincas y Dekaib que facilita las semillas. La Diputación de León financia con 38.000 euros al año este proyecto, una cantidad que se destina para pagar al personal que ejecuta el estudio. El objetivo es presentar los resultados a la Administración Provincial para que se pueda desarrollar esta iniciativa en el resto de las Comunidades de Regante de la provincia.

 

Características

El proyecto cuenta con 300 hectáreas. Este año se ha trabajado con 102 de gran variabilidad y diversos riegos, tanto  (aspersión y pivot) como tradicionales (inundación).  con regadío modernizadopara ello es necesario. Este año se sumarán a 70 nuevas hectáreas y se aplicará el uso de un dron para desarrollar la teledetección.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Leonsur Digital
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress