El magazín del Sur de León Sábado, 22 de septiembre de 2018 Última actualización: Lunes, 19 de marzo de 2018 08:46
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Sábado, 3 de febrero de 2018
Tradiciones del otro lado del 'charco'

El invierno durará 6 semanas más, según la marmota Phil

Guardar en Mis Noticias.

La marmota Phil pronostica un invierno seis semanas más largo. Como cada 2 de febrero, se celebró el Día de la Marmota

La marmota Phil ya ha dado su veredicto: este invierno será más largo. El animal, finalmente, ha visto su sombra lo que supone según la tradición que habrá seis semanas más de invierno.

 

¿Qué es el Día de la Marmota?
Cada 2 de febrero, en numerosas ciudades y pueblos de Estados Unidos y Canadá tiene lugar esta tradición, en la que la protagonista es una marmota. La más famosa tiene lugar en Punxsutawney, Pensilvania, donde una marmota llamada Phil sale de su morada tras haber hibernado y pronostica la duración del invierno.

 

El procedimiento es simple, si el cielo está cubierto, Phil se quedará al aire libre y el invierno llegará a su fin pronto. Pero si por el contrario, el cielo está despejado y Phil puede ver su propia sombra, regresará a la madriguera y el invierno durará por lo menos seis semanas más.

 

Orígenes e historia del Día de la Marmota
La celebración de esta tradición tiene orígenes religiosos, pues proviene del Día de la Candelaria, fecha festiva que se relaciona con la llegada de la primavera.

 

Todo comenzó con el Día de la Candelaria, una fecha festiva en la tradición cristiana para celebrar los 40 días desde el nacimiento de Cristo. En ella los sacerdotes repartían velas tras haberlas bendecido. Según los participantes, si ese día el cielo no estaba cubierto, era pronóstico de que el invierno sería largo.

 

Los romanos acercaron esta tradición a los alemanes, que llegaron a la conclusión de que si el día resultaba soleado, un erizo podría ver su sombra y por lo tanto, el invierno pasaría a durar unas seis semanas más.

 

Más tarde, los emigrantes alemanes que fueron a Pensilvania extendieron dicha tradición y, en ese momento, la marmota pasó a ser la pronosticadora del tiempo, reemplazando de este modo al erizo.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Leonsur Digital
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress