El magazín del Sur de León Martes, 18 de septiembre de 2018 Última actualización: Lunes, 19 de marzo de 2018 08:46
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Viernes, 10 de mayo de 2013
EXPOSICIÓN

El valderense José María Marbán abre hoy las puertas de su 'Four Rooms'

Guardar en Mis Noticias.

La Diputación de León inaugura hoy, a las 20:00 horas, la exposición en la Sala Región del Instituto Leonés de Cultura. La institución provincial continúa promocionando a los artistas leoneses que realizan su trabajo tanto dentro como fuera de la provincia.

José María Marbán (Valderas, 1959), pertenece al grupo de creadores que han vivido y desarrollado su proceso creativo fuera de la provincia de León. La muestra 'Four Rooms 2005-2013' supone una  aproximación básica, estructural y coherente, a su evolución creativa desde el año 2005 al 2013. Sus primeras pinturas se encuadra, tanto en la abstracción que toma su origen en la naturaleza, como en el informalismo matérico. Se trata de obras de una gran tensión y expresividad, que se irán desplazando hacia un espacio de fusión y experimentación con lo fotográfico y los tratamientos digitales de imagen.


[Img #3204]La muestra 'Four Rooms 2005-2013', se estructura en cuatro series. La primera serie, Agua, supone una aproximación a las preocupaciones ecológicas del artista, primando el sentido plástico y pictórico. El proceso de Marbán parte de la captura fotográficamente de una realidad natural, el agua. Ese líquido fluido, incoloro e informe que cuando está en movimiento, dependiendo de la velocidad de obturación que utilicemos en el acto fotográfico, como muy bien demostraron  Muybridge y Marey con sus cronofotografías, nos permite fijar en un plano una hiperrealidad que es imperceptible e inexistente para el hombre. Piezas de un intenso sentido plástico y abstracto.


En la segunda serie, Fractales, la distorsión y fractura que se aplica a la imagen natural, produce una reordenación dinámica en Selva II o al contrario, quebradiza, tensa y dramática en Gris oro. En algunas piezas la composición incorpora  un tratamiento ondulante o vibratorio muy inquietante e inestable, planteando una cierta vinculación con el Op Art y el Arte Cinético, mientras que en otras obras con el Futurismo de Giacomo Balla, aunque con temáticas diferentes. Como consecuencia de las corrientes revisionistas de la abstracción en las últimas décadas en España, se observan espacios de reflexión comunes con algunas obras de otros creadores españoles coetáneos, como es el caso de Felicidad Moreno o Daniel Verbis. Estas imágenes producen una sensación de fluidez y fricción que parece enfrentar al espectador a un plano fronterizo, límite entre nosotros y el más allá.


La tercera serie, Tierra, tiene un intenso sentido simbólico, romántico y místico en la concepción del paisaje. Tierra II y Rock I, es una reflexión de los elementos texturales de las superficies rocosa, una visión plenamente abstracta en la cual la materia se convierte en protagonista. En Urueña surge la tierra pétrea, transformada y manipulada, el elemento constructivo y arquitectónico que sugiere al hombre del siglo XI, el representante de una de las más bellas páginas de nuestra cultura. Un tríptico impactante de profundo sentido de religiosidad y espiritualidad. También ocurre en Cántico, reflejo del espíritu de austeridad, sencillez que nos propone  San Juan de la Cruz, con su Cántico Espiritual.


La  serie 'Four Seasons Rooms', es el proyecto en el que está trabajando Marbán, lo fotográfico se hace más evidente al priorizar el elemento descriptivo e incluso narrativo, pero sin dejar de lado el enfoque y tratamiento plástico y pictórico del paisaje. Utiliza los espacios fronterizos y de fusión entre la naturaleza domesticada y el espacio urbano. En Línea 0, ofrece la realidad del paisaje pero también de su cultura. Tierras de cultivos ricas y productivas, inmensas llanuras dedicadas durante siglos al monocultivo cerealista, espacio donde ha desaparecido todo vestigio de naturaleza salvaje, y en las que surge  el hombre como referencia evocada, como ocurre en algunas obras del pintor Juan Manuel Díaz Caneja, al insinuar elementos arquitrabados en el paisaje.

En Landscape IV, la composición recuerda la emblemática fotografía de Ansel Adams, un primerísimo primer plano del asfalto de una carretera que se adentra en un grandioso espacio natural con un cielo tormentoso. La obra sugiere la profunda confrontación entre lo natural y lo artificial, dotando a la composición de una potente expresión plástica por medio de la ordenación de los elementos y en segundo lugar plantea la metáfora de cómo la penetración de la cultura humana en el espacio natural, lo condena a su inevitable transformación y contaminación destructiva.


La evocación del hombre y del espacio habitable surge con gran evidencia por medio de elementos residuales en Invernal Room. En verdad, esta imagen contiene y transmite con gran fuerza pictórica y simbólica, la idea metafórica del hombre desahuciado, del hombre desposeído de sus bienes mínimos y esenciales para la subsistencia. La sensación sinestésica de intenso frío y soledad plena, invaden la escena, que se nos antoja tremendamente cruel y terrible.


[Img #3203]

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Leonsur Digital
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress