El magazín del Sur de León Jueves, 23 de noviembre de 2017 Última actualización: 16:49
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 15 de noviembre de 2017
Los controles de gálibos apenas han durado dos meses

El puente de Villafer se vuelve a quedar "indefenso"

Guardar en Mis Noticias.

[Img #34091]

Ya no hay controles de gálibos en el puente de Villafer que "protegían" en cierto modo la integridad de la estructura del puente al detener el paso de los vehículos demasiado grandes que exceden las dimensiones del centenario paso.

 

Hace apenas dos meses se instalaron dos controles de gálibo para cruzar el puente, uno en el propio Villafer justo antes del puente y otro antes de llegar a la infraestructura, este último apenas duró horas ya que un camión se lo llevó por delante al poco de ser instalado. El otro control de gálibo, en Villafer, ha sido reparado en numerosas ocasiones ya que han sido muchas las veces que los vehículos han dañado los elementos móviles de control de altura.

 

Hoy el control de gálibo de Villafer tampoco está por lo que la estructura del puente metálico se encuentra de nuevo indefensa ante el paso de vehículos de gran tamaño que superan las medidas del puente.

 

Hay que recordar que tanto Villafer, como Villaquejida municipio al que pertenede la localidad, reclaman la construcción de un nuevo puente para preservar esta infraestructura de hierro que este año celebró su Centenario puente.

 

Arreglos prácticamente todas las semanas

Al tiempo que los dos controles de gálibos del puente de Villafer, también fueron instalados otros dos controles para el puente metálico de Valderas, también en la LE-524. Aquí, los controles aún permanecen eso sí... con constantes reparaciones de sus piezas móviles. Desde que fueron instalados son numerosas las marcas de frenadas en el asfalto que 'atestiguan'  el efecto de dichas señales. A pesar de las frenadas, y que existe la posibilidad de no cruzar el puente realizando un pequeño desvío de apenas unos kilómetros por otro puente de acceso a la localidad, son numerosas las veces que los controles han aparecido con daños. Como consecuencia, prácticamente han sido reparados cada semana.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Leonsur Digital
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress